Raíz del jengibre y sus propiedades

¿Qué es el jengibre?

El jengibre es una planta medicinal, la cual actúa como antiinflamatorio natural. Mediante su uso se combaten enfermedades como la artrosis, la diabetes, y diferentes problemas respiratorios y digestivos. Además, se utiliza frecuentemente para potenciar el proceso de adelgazamiento.

Esta raíz tiene un sabor peculiar, debido a que es fuerte, picante y con un aroma particular. Es bueno realizar un consumo moderado, para que no nos repercuta negativamente, y si es acompañado de otros alimentos mucho mejor para su procesamiento.

La planta del jengibre proviene del suroriente asiático, China e India. Son comunes las plantaciones de jengibre en zonas del océano Índico como Tanzania.

Es una fuente enorme de vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos. El jengibre también proporciona una serie de aceites esenciales para nuestro organismo. Sus beneficios para el cuerpo humano son múltiples, por ello es muy consumida.

El jengibre y sus propiedades

Las propiedades del jengibre son inmensas debido a sus más de 400 compuestos químicos que tiene esta raíz. Es una fuente enorme de carbohidratos, lípidos y compuestos fenólicos, así como de vitaminas, fibra y proteínas, entre otros.

Dentro de sus vitaminas destacan la vitamina C con 5 mg por cada 100 gramos del rizoma. También cuenta con vitamina B6, que permite realizar un tratamiento para eliminar náuseas y vómitos.

El jengibre también posee diferentes minerales como el calcio, cobre, cromo, fósforo, hierro, zinc y magnesio. Sus proteínas tienen una relación de 5 gramos por cada 100 gramos de raíz. Más adelante veremos que actúa como antioxidante, y eso es gracias a sus compuestos como los polifenoles, flavonoides y taninos.

Trozos de jengibre cortados y pelados

Beneficios del jengibre en el cuerpo humano

Los beneficios del jengibre descubiertos para las personas son enormes, algunos los hemos comentado brevemente al principio del post. Te cuento ahora todas sus respuestas positivas al consumirlo:

  • Facilita la digestión y el tránsito digestivo.
  • Disminuye, llegando a eliminar el mareo y el vértigo, así como las migrañas.
  • Mejora el flujo sanguíneo, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Reduce los dolores menstruales y reumáticos.
  • Favorece la expectoración, por lo que se utiliza contra los resfriados y gripes.
  • Previene el cáncer de colón y ovarios.
  • Se utiliza como antidepresivo y afrodisíaco natural.
  • Ayuda a balancear los niveles de estrés, previniendo un envejecimiento prematuro.

Contraindicaciones en su consumo

El jengibre es una planta segura de tomar, no produce apenas intoxicaciones, pero si puede llegar a presentar efectos secundarios como la aceleración del metabolismo, debido al aumento de la temperatura del cuerpo que se produce al consumir esta raíz.

Debemos tener en cuenta una serie de contraindicaciones en su consumo. Hay diferentes situaciones como la mezcla con medicamentos para la diabetes, la presión arterial o anticoagulantes en las que es mejor consultar previamente con el médico antes de tomar jengibre.

En caso de embarazo es recomendable por seguridad no tomar jengibre, al igual que durante la lactancia, debido a que puede provocar somnolencia.

Agua, limón y jengibre

¿Cómo tomar el jengibre? Usar esta planta fácilmente

Podemos tomar jengibre de diferentes maneras, ya sea en estado líquido o sólido. Por ejemplo, si deseamos prevenir los mareos que sufrimos cuando montamos en coche para hacer un viaje, podemos tomar dos tazas de una infusión con varias rodajas de jengibre fresco rallado y una cucharada de flores de manzanilla.

Este tipo de infusiones es algo muy típico a la hora de tomar jengibre. Dejaríamos que hierva durante un cuarto de hora a fuego lento, añadiríamos posteriormente la manzanilla y lo dejaríamos reposar unos 5 minutos antes de colarlo. Si vamos a hacer un viaje largo, debemos llevar un termo para poder tomar algunas tazas más.

En medicina se suele utilizar una dosis de 250 mg o la propia raíz cruda o cocida de entorno a 2 gramos. Esta raíz cruda la podemos tomar a modo casi de chicle, masticándola para poder obtener sus propiedades. Recordamos que es un producto picante y con un sabor un tanto peculiar, aún así existen numerosas recetas de galletas y cervezas de jengibre.

Otro remedio que nos puede funcionar bien es tomando el jengibre en tintura, es decir, echando unas diez gotas en medio vaso de agua. Al final, se suele optar por realizar infusiones, con un máximo de tres tazas diarias para prevenir efectos secundarios. Si nos mareamos podemos anticiparnos tomando sorbos de una taza de infusión con jengibre.

Como comentábamos más arriba, lo mejor es que si tienes dudas consultes a tu médico de confianza. Seguramente te recomiende cual es la mejor forma de consumir esta raíz para tu caso.